El juicio


La técnica de "el juicio" es una técnica creativa y narrativa que se emplea combinándola con la fase de evaluación y con la participación de al menos dos "beta- readers", es decir, cuando ya has terminado el primer borrador de tu guión y se lo ofreces a alguien para que lo lea y de su opinión, sincera, subjetiva u objetiva, con el objetivo de reescribir y hacer un segundo borrador más afinado, y en definitiva, mejor.

El juicio ofrece una serie de ventajas: puedes ver las diferentes caras de la moneda, es un nuevo generador de ideas, te ayuda a darle unidad al guión, es placentero de hacer, es divertido... etc.

Vamos a ver cómo se prepara el "juicio"




Una vez has alcanzado esa meta tan escurridiza que es escribir el primer borrador de tu guión, es hora de descansar para retomarlo un tiempo después, con ideas frescas y una mente más despejada para juzgar tu propio trabajo de una forma crítica con el objetivo de mejorarlo. Esto no siempre es posible, la desventaja de ser el autor de la obra original puede afectar nuestra capacidad de juicio, por eso recurrimos a los "beta-readers", esas personas que leen tu obra cuando aún está en ese estado primigenio y luego te dan su opinión sincera: qué les ha gustado más, qué les gustó menos, qué sugerencias pueden aportar para mejorar, etcétera.

La técnica del juicio se puede desarrollar una vez has confiado tu borrador a unas cuantas personas de las cuales puedes confiar en su criterio, ya que te harán críticas constructivas y no destructivas. Para desarrollar esta técnica necesitas al menos dos beta-readers que se hayan leído tu borrador, esas personas serán: el abogado, encargado de "defender" tu obra, ensalzando únicamente las cosas buenas; y el fiscal, el cual intentará demostrar que tu obra es "mala", se encargará de sacar a la luz los puntos más negativos de la historia; tú serás el juez, escucharás los argumentos de ambos "letrados", tendrás los dos puntos de vista de tu historia y tendrás nueva información para mejorar lo escrito, potenciando las cosas buenas y eliminando las mala (o cambiándolas por buenas)


Sin embargo, para ayudar al "abogado" y al "fiscal", deberás elaborar una ficha que abordará los grandes temas del juicio y que se deberán exponer:

  • Argumento: La historia debe ser analizada: el abogado defensor debe encontrar razones por la que es buena y el fiscal debe encontrar razones por la que es mala. No vale decir "porque sí" o "porque yo lo digo", eso no va a ayudarte a mejorar lo escrito.
  • La idea temática: Hay que averiguar si el tema, la síntesis de la historia, ha sido captada por los beta- readers.
  • Estructura: El planteamiento, nudo y desenlace; poniendo especial atención a los puntos de giro y al clímax de la obra.
  • Subtramas: Los "letrados" deben dar razones por las que las subtramas están bien o mal; si una subtrama es aburrida, larga, o no tiene nada que ver con la trama principal; o si por el contrario son buenas, entretenidas, etc.
  • Personajes: Protagonistas, antagonistas, secundarios... serán puestos en tela de juicio: motivaciones, arco de transformación, personalidad, acciones,...
  • Otros campos: Factores como: el humor de la obra, las metáforas visuales, antecedentes y cumplimientos y cualquier otra cosa en la que quieras hacer hincapié.

Una vez los "letrados" están listos para exponer sus argumentos, puedes disponer una pequeña escenificación de un juicio: una mesa para el juez, abogado y fiscal, podéis hacer un pequeño juego de rol hablando como se hablaría en un juicio, protestando cuando uno de los dos incurra en críticas sin fundamento y el juez la acepte o la rechace y hacerlo todo un poco más divertido. Registra de alguna forma el juicio, con una cámara de vídeo si te es posible, y puedas visualizarlo tantas veces como sean necesarias para que no se te escape ningún detalle.


¿Cuál será tu próxima historias?

Entradas populares