Cross-Cutting.

El "Cross-Cutting", "Cross-Cut", o "Montaje paralelo", es una recurso narrativo que consiste en alternar dos o más secuencias que ocurren de forma simultanea en lugares diferentes.



Sirve para conectar o enfatizar algún tema y de generar suspense. Se utiliza así:




Imagina que en nuestro guión, estamos describiendo una batalla épica que decidirá el futuro de la humanidad. Esta lucha va a tener lugar en diferentes lugares, pero van a ocurrir al mismo tiempo: por un lado tenemos a los humanos que luchan en tierra contra los alienígenas que les atacan con sus cazas, después llegan los cazas de la humanidad, en uno de ellos está nuestro protagonista, nuestro protagonista invade la nave y tiene que abrirse camino hasta los motores de la nave nodriza para hacerla explotar. Tenemos tres escenarios de batalla abiertos en este momento: una batalla por tierra, otra por aire, y en el interior de la nave extraterrestre. Si interrumpimos la acción en determinados momentos de las diferentes secuencias y continuamos con otro, volvemos a la primera, saltamos a la tercera... etcétera, conseguiremos un mejor suspense. Este suspense lo potenciaremos si a medida que nos acercamos al clímax, los cortes van siendo más rápidos y ágiles.

El "episodio I" de "Star Wars. La amenaza fantasma". Cuenta con este tipo de montaje en el final de la cinta: Una batalla contra los droides, Padme y sus soldados en el interior del palacio, los jedis luchan contra Darth Maul, y Anakin en la nave en el espacio.







También puede ser empleado para seguir el entrenamiento o la evolución de un personaje a lo largo del tiempo:

Nuestro protagonista debe entrenarse con la espada, fortalecerse física y mentalmente. Para conseguir cada uno de esos objetivos, se le proponen tres pruebas que debe superar. Saltamos de una escena a otra, primero presentando las pruebas, luego volvemos para ver cómo las va entendiendo e interiorizando y finalmente con cortes más rápidos, como las supera.

La secuencia de entrenamiento de Cira en el manga de "Dos Espadas" de Kenny Ruiz, es uno de los mejores ejemplos de esta técnica en un manga español.


¿Cuál será tu próxima historia?

Entradas populares