Crear un mundo de ficción


Los mundos de ficción, esos mundos a los que solo podemos llegar a través de la obra de ficción en la que fueron "capturados" por sus autores: ya sea en novela, cómic, vídeo-juego... Cuando accedemos a ellos, nos convertimos en un habitante más: aprendemos sus cultural, sus lenguas, su situación socio-política, y seguimos a un grupo de personajes que interactúan en esos entornos: seguimos a Frodo desde La Comarca hasta El Monte del Destino, visitamos Tattoine acompañando a unos caballeros jedi, etc.

¿Qué hace que sintamos ese mundo de ficción como un mundo real? Una de las principales razones son sus leyes. Si las leyes están bien establecidas, el lector se creerá tu mundo.

Hay muchos mundos de ficción enmarcados en el género propio al que pertenecen, y cuentan con una serie de leyes propias que los definen y que los lectores entienden, pues ya se ha dedicado un tiempo a establecer esas leyes, y eso hace que el lector entienda que la magia forma parte de ese mundo y se puede conjurar un muro de fuego alrededor de alguien para protegerlo de unos orcos. Algunos de estos mundos y las principales leyes que los rigen son:


  • Mundos de fantasía: La Tierra Media, Poniente, Ávalon, Skyrim, Hyrule... son mundos de fantasía que se caracterizan por tener una ambientación inspirada en la edad media; tecnología antigua que convive con la magia u otros seres mitológicos como dragones, elfos, enanos... donde las fuerzas del mal quieren apoderarse de un reino y un héroe se alzará para impedirlo.
  • Mundos de ciencia ficción: Mundos como el de Matrix o el de Blade Ranner, estos mundos se basan en "ciencia especulativa" es decir, lo que se cree que se podrá hacer en el futuro gracias a la ciencia y que toma cierta importancia narrativa en sus temas como son: la clonación, la conquista de las máquinas, los viajes espaciales, la colonización de otros planetas, la vida después de la Tierra, etc.
  • Steampunk: Un sub-género de la ciencia ficción donde la tecnología ha evolucionado a través del uso del vapor como medio de transporte, con una ambientación y moda inspiradas en el período de la revolución industrial. El mundo de "Final Fantasy VI", o Columbia en "Bioshock Infinite", son claros ejemplos de mundos de ficción del género Steampunk.
  • Ucronía: Género que narra acontecimientos especulativos del presente de un país si nunca hubiesen tenido lugar los acontecimientos que lo cambiaron, por ejemplo: cómo sería el mundo ahora si los aliados no hubieran derrotado a los nazis y su régimen siguiera instaurado en toda Europa. 


Creo que ya vais cogiendo la idea ^^

Este vídeo da algunos consejos sobre construir estos mundos de ficción; donde dejar caer a tus personajes y ver cómo se desenvuelven, y donde ser transportado para vivir experiencias únicas fuera del alcance de la realidad.

¿Cuál será tu próxima historia?

Entradas populares