Autor de brújula vs autor de mapa


Al parecer, se clasifica a los autores de dos formas, "autores de brújula" y "autores de mapa"; los primeros son espontáneos, sueltan a sus personajes al mundo y van viendo qué pasa, se dejan llevar por las musas; los segundos planifican todo su trabajo, analizan fórmulas de éxitos, estructuran, emplean técnicas, etc. Sin embargo, un autor de brújula y un autor de mapa serían  modelos arqueotípicos, a los cuales nos inclinaremos más hacia un lado o a otro.

Ser un tipo de autor u otro tiene varias ventajas e inconvenientes. Yo siempre me he considerado un "autor de mapa" (y las técnicas que comparto con todos vosotros en este blog lo demuestran XD); usar métodos y planificaciones me ayuda en algunos aspectos del proceso creativo de mis historias, pero me limita en muchos otros.

A día de hoy, he llegado a entender mi proceso solo al 10%, conozco por lo menos sus puntos débiles, básicamente me limita en creatividad, me vuelve dependiente y perfeccionista. Pero también conozco mis puntos fuertes, he aprendido que soy un autor muy "visual", yo escribo con dibujos, cuando me enfrento a una escena solo conozco lo que va a pasar en esencia, de modo que cojo mi libreta y dejo que sean los personajes quienes escriban la escena por mi. Mientras escribo con esos dibujos esquemáticos, con algunos apuntes de diálogo y de descripción, me convierto momentáneamente en un "autor de brújula": los personajes se mueven en la dirección que ellos me dictan, me convierto en alguien espontáneo, las ideas fluyen al momento, no dudo en virar el timón si un personaje me lo pide, y los resultados que obtengo me gustan mucho.

Mi novia, por el contrario, es una "autora de brújula" espontánea y muy productiva, a veces viene de trabajar y me cuenta la idea que ha tenido para una historia mientras trabajaba XD. Esa espontaneidad es la que le da el punto a sus historias, yo soy su mayor fan y soy muy reacio a que cambie una sola coma de sus historias XD. Me contó una vez toda una novela en una cafetería que me enganchó de principio a fin, y más tarde me contó que la había creado en una sola tarde, basada en sus sentimientos en el momento de su vida en el que la ideó: la historia era fresca, original, espontanea... tiene sus puntos débiles en cuestiones de estructura, ritmo y todos esos apartados de carácter más técnico, pero te deja con una sensación indescriptible.

Como punto débil debo criticarle que no las escriba y se base siempre en su memoria, por culpa de eso, las historias pierden los matices con el pasar del tiempo y ese algo que las hacen tan únicas tienden a diluirse. Otro punto débil que se le puede achacar a su método es que de diez ideas que tiene, solo dos merecerían realmente la pena, pero ese defecto se vuelve su mayor virtud cuando coge a esos personajes y los mete en un contexto distinto. Muchos personajes que ahora tiene, empezaron en otro contexto diferente, ¡es súper curioso!

De cualquier manera, puede que los autores nos identifiquemos más con un tipo de autor u otro, pero creo que lo más importante es conocer nuestro proceso creativo y crear historias que desprendan nuestra propia personalidad, de la misma forma que también creo que es importante que un "escritor de brújula" tenga características de un "escritor de mapa", y viceversa. ¡Lo importante es conocer tu método!

¿Y tú qué tipo de autor eres?

Entradas populares